Exposición prolongada

 

El término Fotografía de Exposición Prolongada (en inglés Long Exposure Photography (LEP)) o Fotografía de obturador lento, se refiere a la técnica de tiempos de disparo más largos que los indicados por el fotómetro de la cámara y que nos permite desenfocar los objetos en movimiento, mientras captura con nitidez los elementos estáticos.

Ejemplos de este tipo de fotografía son personas en movimiento en un entorno urbano, paisajes de la naturaleza cuando hace viento y paisajes marinos que representan objetos estáticos, como barcos, muelles, rocas, etc. En el primer caso, el fondo aparece nítido, mientras que el tema está borroso, en los otros dos casos ocurre lo contrario, aparecen árboles, postes, casas, enfocados y hojas, plantas desenfocadas y en el paisaje marino aparecen las olas que alisan y las nubes que forman bandas anchas y el objeto totalmente enfocado. Otros ejemplos pueden ser los rastros que las estrellas pueden dejar en la fotografía nocturna.

Con la exposición prolongada podemos capturar un elemento que no es posible con la fotografía convencional: el paso del tiempo.

No existe una definición segura de qué es la «exposición prolongada» o cuánto debe durar la toma. Dado que nuestra intención es mostrar el efecto del paso del tiempo, debe incluir uno o más objetos en movimiento. El «Efecto de movimiento» se puede lograr con una velocidad de obturación de unos segundos para objetos que se mueven rápidamente, como un tren o un coche. Por el contrario, capturar las nubes en movimiento, suavizar la superficie del mar o mostrar los rastros de estrellas a menudo requiere tiempos de exposición de varios minutos y hasta horas.

La forma más fácil de lograr tiempos de exposición más prolongados es disparar en condiciones de poca luz, por ejemplo, durante la noche. Para condiciones de luz diurna, se deben utilizar uno o más filtros de densidad neutra (filtros ND).

Un fotógrafo se enfrentará rápidamente a algunos problemas en este tipo de fotografía, especialmente cuando utilice filtros ND, ya que muchas de las funciones automáticas de la cámara son inaccesibles. A continuación, y debido a la recopilación de las experiencias que he tenido durante la realización de mis pruebas de fotografías de paisajes de larga exposición, expongo una lista de 16 consejos y sugerencias para poder obtener una imagen de exposición prolongada exitosa.

  1. Clima: Empezaremos por consultar el pronóstico del tiempo. Si no hay nubes, busca algo más interesante que hacer. Un cielo nublado junto con fuertes vientos (justo antes o después de una tormenta) son las condiciones ideales para la fotografía de larga exposición. Para mí, el mejor momento es temprano por la mañana o justo antes del atardecer, cuando el sol está bajo, lo que aumenta el contraste de las nubes.
  2. Exploración: Si tienes oportunidad, explora la ubicación antes, especialmente si vas a disparar en condiciones de poca luz. Eso significa encontrar dónde vas a colocar tu cámara y pensar en las posibles composiciones. Una captura de Fotografía de Exposición Prolongada lleva mucho tiempo y una buena preparación te permitirá realizar más fotografías, una vez en la ubicación.
  3. Equipo: Prepara tú equipo antes de partir. Limpia tus lentes y filtros, revisa las baterías, etc.
  4. Trípode: Es imprescindible un trípode resistente. Asegúrate de poner sus patas en un suelo firme, asegúrate o mejor, quita la correa de la cámara para evitar temblores durante la exposición.
  5. Disparador remoto: No se recomienda presionar el botón del obturador con el dedo, ya que puede reducir la nitidez del objeto principal. Un disparador remoto es la mejor solución. Si no fuera así, utiliza el auto disparador con el mayor tiempo posible de espera, esto es para que las posibles vibraciones que se hayan producido al apretar el botón del obturador se paren.
  6. Porta filtros: Algunos objetivos extra anchos, que se utilizan a menudo en este tipo de fotografía, no aceptan filtros redondos enroscables. En este caso hay que utilizar filtros cuadrados, ajustados delante de las lentes con la ayuda de un porta filtros. No cabe duda de que el porta filtros y los filtros deben de estar colocados en la cámara antes de apretar el botón del obturador o el disparador remoto.
  7. Modo manual: Establece tú cámara en modo manual o con prioridad a la apertura. El modo automático simplemente no funciona para este tipo de fotografías.
  8. ISO: Establece un valor ISO bajo. Excepto por la ventaja obvia de producir menos ruido, permite velocidades de obturación más largas.
  9. Componer y enfocar: Esto debe hacerse antes de colocar los filtros, ya que es casi imposible para la mayoría de las cámaras ver a través del visor o enfocar con los filtros colocados. Una vez compuesta tú fotografía y enfocada, pon la cámara en modo de enfoque manual. Es una forma de asegurar, que cuando aprietes el botón del obturador la cámara no cambie el enfoque, es muy frustrante tener una mala composición o un enfoque deficiente después del tiempo y el esfuerzo realizado.
  10. Establecer la exposición: Muchos fotógrafos estamos de acuerdo que el mejor valor de apertura para la mayoría de las cámaras es alrededor de f/8 u f/11, pero a menudo yo trabajo con aperturas más pequeñas (f/22 o incluso más si me lo permite el objetivo) para lograr tiempos de disparo más largos. Sugiero utilizar el valor óptimo para tu cámara al disparar en condiciones de poca luz. En este caso, no es realmente necesaria una pequeña apertura. Sin embargo, disparar a la luz del día requiere una apertura extra pequeña para lograr velocidades de obturación más largas.
  11. Fotografía de prueba: Realiza una toma de prueba con la exposición establecida y estudia el histograma de la cámara. Si estás satisfecho con el resultado, es hora de realizar la fotografía que deseamos.
  12. Agregar los filtros ND: Este es el paso más exigente. Debes calcular qué filtro necesitarás, en función del tiempo de exposición deseable. Por ejemplo, si la toma de prueba fue de 1/30 de segundo y desea lograr una velocidad de obturación de 4 minutos, deberás agregar 13 pasos. Eso significa un filtro 500ND (9 pasos) + un filtro 16ND (4 pasos), o cualquier otra combinación, dependiendo de los filtros que tengas. Por supuesto, no es necesario recordar todas las combinaciones posibles ni realizar cálculos complicados. Puedes encontrar App o tablas de conversión especiales en internet como la que se muestra aquí.
  13. Seleccionar la velocidad en B: Para tiempos de exposición superiores a 30 segundos (o 60 segundos para algunas cámaras) se necesita un control remoto, por lo que la cámara debe estar en la velocidad de obturación B.
  14. Visor: Sugiero cerrar (o cubrir) el visor para evitar que la luz entre en la cámara durante la exposición, especialmente si hay luz solar directa.
  15. Reducción de ruido: La exposición prolongada introduce ruido en forma de píxeles, pequeñísimas manchas de color en la imagen. La mayoría de las cámaras tienen una función de reducción de ruido de larga exposición. El uso de este modo da como resultado la duplicación del tiempo de exposición. Una vez finalizada la exposición real, la cámara realiza una segunda exposición, igual en tiempo a la primera, para definir esas manchas de color y restarlas de su exposición. Sin embargo yo no utilizo esta opción de la cámara, el tiempo para conseguir una fotografía se duplica, hay varias aplicaciones en internet con las que se obtienen unos excelentes resultados a la hora de quitar el ruido, yo utilizo NeatPSSetup64 es de pago, pero merece la pena. https://ni.neatvideo.com/
  16. Un último consejo antes de presionar el botón del obturador: Generalmente uso un filtro graduado adicional cuando el cielo es relativamente claro. El uso de un filtro graduado de 2 pasos agrega 1 paso más a tus cálculos de tiempo de exposición. Además, las tablas de conversión son inexactas cuando la velocidad del obturador es superior a 2-3 minutos. Finalmente, al atardecer, las condiciones de luz cambian rápidamente. Según mi experiencia, en tiempos de exposición más largos se debe agregar un 50-75% adicional a la exposición calculada.

 

Todo esto puede parecer demasiado complicado y a pesar de la gran cantidad de pasos descritos anteriormente, quiero asegurar que después de un poco de práctica se pueden realizar sin pensarlo mucho. Si bien la fotografía de larga exposición requiere más planificación, tiempo y esfuerzo, los resultados definitivamente lo recompensarán.

Cerrar Menu