Adyacencia

Entre todos los tipos de fotografía que se pueden realizar, está la macrofotografía. Para ello se utilizan objetivos macro, aunque también hay otras alternativas con las que se pueden obtener muy buenos resultados, son las lentes de aproximación,  tubos de extensión, fuelles de extensión y los anillos inversores.

Los objetivos macro son especialmente diseñados para realizar un enfoque perfecto a una pequeña distancia obteniendo un tamaño igual de lo fotografiado en el negativo o sensor digital.

Las lentes de aproximación, tienen una forma planoconvexa, se enroscan en la parte delantera del objetivo, y lo que hacen es aumentar el sujeto que queremos fotografiar proporcionalmente (+2, +3, etc.). Debido a la baja calidad en su construcción, suelen producir defectos en la fotografías.

Los tubos de extensión, así como los fuelles, solamente se pueden utilizar en cámaras en las que se pueda quitar el objetivo,  estos al distanciar el objetivo de la cámara, aumenta la distancia focal y por consiguiente el aumento de la imagen.

Con los anillos inversores, podemos invertir el objetivo y así nos podemos acercar al sujeto a una distancia mínima, así obtenemos una imagen mucho más grande en el sensor de la cámara o en el negativo.

El proyecto de Adyacencia comencé a realizarlo en marzo de 2007.

Esta entrada fue publicada en Artículos.